asesor financiero

¿Quieres administrar tu ahorro patrimonial? Los riesgos de ser ‘trader’

Publicado el 13 noviembre, 2018

La diferencia entre tener un asesor o tomar tus decisiones de inversión
 la verás reflejada al dejar de ganar rendimientos.

Puedes administrar personalmente y con ––relativamente–– poca o nula asesoría tu patrimonio. Tal vez piensas que para tenerlos en una alternativa ‘segura’ no se necesita mucha asesoría o, mejor aún, consideras que la creciente información disponible es suficiente para tomar buenas decisiones. La recomendación es tener un asesor experto que te recomiende una estrategia para ganar rendimientos en medio de la incertidumbre financiera.

No importa si eres de los que prefiere dejar su patrimonio en alternativas bancarias con tasas de rendimiento discretas pero ‘seguras’, o si tu perfil está más alineado al emprendedor que le gusta probar en bitcoins o plataformas de inversión digitales. Ambos perfiles tienen la oportunidad de gestionar sus recursos personalmente y hacerse responsables de sus decisiones y, como consecuencia, de sus ganancias y pérdidas. Sin embargo, los números muestran que ser tu propio trader u operador de tu portafolio de inversión te evitará ganar más rendimientos.

Por ejemplo, estudios han demostrado que el historial de los inversionistas autónomos no es alentador. DALBAR, una empresa estadounidense líder en investigación, auditoría y calificación de servicios financieros, publicó un estudio que mostró que entre 1990 y 2010, un portafolio con activos indexados al índice S&P 500 manejado por una casa de bolsa obtuvo un rendimiento anual promedio de 7.81%. En cambio, durante este mismo período, el inversionista autónomo promedio que operó en plataformas digitales obtuvo un rendimiento anual de 3.49%.

La diferencia en la acumulación de riqueza entre estos dos rendimientos es “asombrosa”, dice la firma. En 20 años, una inversión de US$100,000 aumentó a casi US$450,000 si se capitalizara a una tasa de 7.81%, mientras que una inversión de US$100,000 aumentaría a sólo US$198,600 con la tasa lograda por el inversionista autónomo.

Además de estas cifras, hay actividades muy puntuales que debes saber:

Pros:

  • Establecerás tus objetivos sin presiones externas y sentirás la tranquilidad de hacerte responsable de tus decisiones.

  • Podrás ágilmente y ––casi–– sin obstáculos, mover tus recursos cuando los necesites. Disponibilidad total.

  • Serás, cada vez más, un experto en inversiones, ya que estarás al pendiente de las noticias y movimientos que impactarán los activos que gestiones.

  • Al final de cada año, tendrás el sentimiento de logro de haber producido tus rendimientos solo.


Contras:

  • No tendrás a un asesor cerca que te aconseje si debes o no reaccionar ante algún acontecimiento del mercado.

  • Podrás reaccionar intempestivamente y tomar malas decisiones de inversión con tu portafolio.

  • Sentirás la tentación de no seguir disciplinadamente tu estrategia de inversión. A la primera caída del mercado, vas a cambiar el rumbo.

  • Administrar tu portafolio, por simple que sea, será una responsabilidad más en tu día a día, casi un segundo trabajo.


Como podrás ver, que tu inversión logre un objetivo de rentabilidad es más fácil con un experto. Por ello, es mejor acercarte a tu asesor financiero de confianza, crear juntos una estrategia personalizada y, lo más importante, respetarla en el horizonte de tiempo convenido.

Si quieres iniciar un portafolio de inversión diversificado con alternativas más sofisticadas, puedes acercarte a los expertos de Banca Privada de Grupo Financiero Monex. Ellos saben cómo hacer que tu dinero trabaje.

New call-to-action

Topics: asesor financiero, horizonte de inversión, diversificación de portafolio, riesgo de inversión, Lecciones del Trader, ahorro patrimonial, rendimiento de inversión