consumo colaborativo

El boom del consumo colaborativo

Publicado el 2 mayo, 2019

Compartir, reutilizar, alquilar e intercambiar son los principios del consumo colaborativo.  

Los tiempos en que cada quien tenía su propio auto, sus propios electrodomésticos o su propio hogar quedaron atrás. Lo de hoy es la economía colaborativa la cual se basa en compartir productos o servicios con otras personas.

Actualmente es normal viajar en un auto con otras personas cuyo destino es similar mediante Uber o Blablacar. También se puede alquilar el departamento de otra persona gracias a Airbnb. O comprar y vender ropa usada vía Chicfy. El objetivo es ahorrar y que todas las partes salgan beneficiadas.

El consumo colaborativo ha tenido éxito porque se basa en las 3 vertientes de sustentabilidad: la económica, social y ecológica. Y ha sido posible gracias al desarrollo de nuevas tecnologías que han facilitado el contacto entre usuarios.

Las ventajas económicas son: 

  • Ahorro para los consumidores
  • Aumento del poder de compra
  • Estimulación de la competencia
  • Impulso de economía

Las ventajas sociales son: 

  • Fomento de la cohesión social
  • Mejora en el ambiente de las comunidades locales
  • Mejora de las relaciones sociales
  • Mayor solidaridad y confianza

Las ventajas medioambientales son: 

  • Reducción en la producción
  • Hace que el consumo sea más saludable y ecológico
  • Fomenta el aprovechamiento y gestión responsable de recursos

El boom del consumo colaborativo se ha visto reflejado en el cambio cultural y económico, en hábitos de consumo que han migrado del escenario de individualización a modelos sociales en plataformas tipo peer-to-peer (red-entre-pares o red-entre-iguales)

Cualquier persona y cualquier empresa puede incursionar en este modelo de consumo y aportar para que el mundo sea un sitio en el cual el compartir sea más que moda, una filosofía de vida.

Fuentes: ecointeligencia.com consumocolaborativo.com emprendices.com

Topics: consumo colaborativo, Monex, Responsabilidad Social, sustentabilidad