BMV

Cómo mejorar el desempeño sustentable de un inversionista

Publicado el 14 enero, 2019

La inversión socialmente responsable alcanzó 21.4 billones de dólares este año, esta cifra se ha vuelto atractiva para fundaciones filantrópicas e inversionistas privados sofisticados.

Generalmente, los inversionistas buscan obtener el mayor número de ganancias posibles y contar con las herramientas de gestión adecuadas que le ayuden a descubrir sus fortalezas y debilidades al momento de invertir.

Un inversionista con una “mentalidad verde” pasa de preguntarse: “¿qué mayor responsabilidad que la de generar empleo y riqueza económica para el país?” a: “cómo podemos seguir retribuyendo a la sociedad y al medio ambiente?

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) comenta en su “Índice para una vida mejor” que un medio ambiente limpio brinda mayor bienestar mental, por lo que un inversionista socialmente responsable, que está en contacto con el medio ambiente mejora su rendimiento, es más sano y productivo.

Este tipo de inversionista adopta áreas verdes y les da mantenimiento. Se acerca al municipio o delegación más cercano a su oficina para informar que quiere darle el cuidado necesario, y de ser posible hacerlo con otros compañeros.

Este tipo de personas sabe que las inversiones no solo deben ser de dinero, sino también con la naturaleza mediante actividades que tengan buen impacto social y ayuden a cohesionar los equipos de trabajo.

Un inversionista con estas características siempre busca mejorar las prácticas e iniciativas sustentables y procura imitar las “acciones verdes” de inversionistas de otros países. La fundación SIF, en su informe “Tendencias de inversión sostenible y responsable en los Estados Unidos” revela que desde el año 2013, uno de cada seis dólares se invirtió en estrategias de RS de ese país.

Un inversionista responsable sabe que la sostenibilidad impacta a las organizaciones, a los accionistas y a los ciudadanos, que es un tema relevante y estratégico, y por ello solo se involucra con empresas que formen parte de los índices de Sustentabilidad IPC Sustentable (de la BMV), del Dow Jones y el Stock Exchange.

Otro factor que toma en cuenta el inversionista con consciencia social es el bienestar de los trabajadores de la empresa en la que destina su capital. La firma KPMG considera en su informe “Desarrollo Sostenible en México 3.0”, como una prioridad el proveer de buenas condiciones laborales a los empleados y respetar a las comunidades en donde se desempeñan.

Finalmente, el inversionista necesita estar bien informado y saber que en México la industria automotriz, la bancaria, la farmacéutica y la manufacturera son las que suelen aplicar mejores prácticas en materia de medio ambiente, inclusión social, combate a la discriminación, gestión de riesgos, relaciones con el gobierno y la comunidad.

En Grupo Financiero Monex le hacemos saber a nuestro clientes que la RSE es un compromiso consciente y congruente de cumplir ética y moralmente con todos los grupos con los que tenemos relación.

Fuente: Índice para una vida mejor, elaborado por la OCDE y Forum Sustainable and Responsible investment

New call-to-action

Topics: BMV, Índice de Sustentabilidad Dow Jones, índice IPC Sustentable, inversionista, Responsabilidad Social, sostenibildiad, Stock Exchange, inversionista socialmente responsable