hábitos alimenticios

Conoce los mejores hábitos alimenticios en la oficina

Publicado el 3 octubre, 2018

Aumentar el consumo de proteínas, beber suficiente agua y evitar comer en tu escritorio son algunos de los tips que puedes implementar cuando estás en la oficina. 

“Comer es una necesidad, pero comer inteligentemente es un arte” - La Rochefoucauld, escritor y aristócrata francés.

El portal salud180.com menciona que cuando tienes buenos hábitos alimenticios, los órganos de tu cuerpo funcionan mejor, tienes más energía, y previenes futuras enfermedades.

Al llevar un ritmo de vida ajetreado como el de la oficina resulta complejo comer sanamente, por ello aquí te presentamos los 10 hábitos alimenticios que puedes implementar:

  1. Aumenta el consumo de proteínas: ¿sabías qué el cuerpo humano quema más calorías cuando trata de digerir las proteínas? Lo anterior da como resultado que te sentirás satisfecho por más horas.
  2. Bebe suficiente agua: a medida que el cuerpo pide agua es porque la capacidad intelectual va disminuyendo. El sitio ecoosfera.com recomienda que para activar el funcionamiento de los órganos, bebas dos vasos de agua al despertar, y para evitar sentir sueño después de la hora de la comida (o lo que se conoce como el mal del puerco) bebas un vaso de agua, media hora antes de comer.
  3. Come al día tres frutas y dos verduras: cuando tienes este hábito disminuyes el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares así como ciertos tipos de cáncer y mejora tu presión arterial.
  4. Come un snack saludable: en lugar de comprar papas o pan dulce a media mañana o media tarde opta por galletas de avena, barras de cereal, yogurts descremados o frutas.
  5. Consume alimentos ricos en magnesio: la ingesta de salvado, hierbas secas, semillas de calabaza y sandía, cacao en polvo o las nueces de Brasil fortalecen los nervios y calman la ansiedad.
  6. Sal a caminar después de la hora de comida: el sitio sportadictos.com dice que un paseo después de cada comida reduce el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 ya que ayuda a controlar los niveles de azúcar. También ayuda a reducir el colesterol, la presión arterial y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  7. Planifica tus comidas: así como el organismo está acostumbrado a dormir en horas concretas, también lo está para recibir nutrientes a su tiempo, por lo que comer sin horarios estables impide la correcta digestión, absorción de nutrientes y distribución de energía, además provoca que el metabolismo se vuelva lento, acumule energía y genere grasa abdominal.
  8. Reemplaza el café: procura beber infusiones más saludables como el té de frutas o de hierbas.
  9. Lleva el almuerzo desde tu casa: aparte de que es más sano, con esta opción ahorras dinero y evitas tentarte con la comida rápida.
  10. Evita comer en en tu escritorio y hazlo con calma: de este modo podrás disfrutar más el momento de la comida y al hacerlo con calma evitas que se deteriore el funcionamiento de tu aparato digestivo.

Poco a poco exhorta a tus compañeros de trabajo y a los directivos a promover estos hábitos alimenticios, puedes proponer que incluyan una oferta más amplia de alimentos saludables tanto en la cafetería del lugar como en las máquinas expendedoras.

Fuentes: salud180.com, ecoosfera.com, noticias.universia.net.co  sportadictos.com hospitaldeltrabajador.cl

¿Sabes qué es el salario emocional? Si quieres saber qué es y cuáles son sus beneficios, en Monex te recomendamos leer: “Qué es el salario emocional”.

Topics: hábitos alimenticios, Monex, oficina, Responsabilidad Social