Responsabilidad Social

Diversidad de género como ventaja competitiva

Publicado el 3 octubre, 2018

Hacer de lado a un sector de la población limita el crecimiento de las organizaciones.

El séptimo Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, dijo: “La igualdad de género es más que un objetivo en sí mismo. Es una condición previa para hacer frente al desafío de reducir la pobreza, promover el desarrollo sostenible y el buen gobierno”.

Bajo este abanico de beneficios que brinda la inclusión ¿pueden permitirse las empresas o las instituciones olvidarse de una parte de la población?

Todas las empresas segmentan su mercado, pero no por ello deben ser excluyentes ni discriminatorias. Como ha ocurrido en Indiana y Arizona, Estados Unidos, donde, al amparo de varias iniciativas legislativas, algunas empresas discriminan al colectivo homosexual, usando como “defensa” la libertad religiosa.

Varios CEO, de empresas norteamericanas, ya han denunciado estas malas prácticas, tal como lo ha hecho notar el profesor de la Universidad de Harvard, Bill George, en su artículo Speaking about Against Discrimination.

Cualquier empresa que tenga vocación global, que quiera vender sus productos en varios lugares, a todo tipo de clientes y que quiera crecer a un ritmo constante, debe pensar, comportarse y actuar de forma diversa e incluyente, ya que trabajar bajo este esquema brinda gran una ventaja competitiva.

La consultora McKinsey, realizó en 2014 el estudio Diversity Matters, a empresas de Reino Unido, Canadá, Estados Unidos y Latinoamérica, en el que se concluyó que las organizaciones que se encontraban en el top cuartil en materia de diversidad de género tienen 15% más probabilidades de obtener mejores resultados financieros que la media de su industria.

El mismo estudio revela que existe una relación relevante entre la diversidad de género y la diversidad cultural en los resultados económicos de las empresas. Sin lugar a dudas el tener diversidad de género en las organizaciones en un excelente gesto de responsabilidad social.

Nelsol Mandela decía: “He promovido el ideal de una sociedad democrática y libre, en la cual todas las personas puedan vivir en armonía y con igualdad de oportunidades. Es un ideal por el que espero vivir, hasta lograrlo. Pero si es necesario, es un ideal por el que estoy dispuesto a morir”.

Como podemos ver, es responsabilidad de las organizaciones ayudar a deshacer mitos, como el pensar que todos los hombres son iguales o que todas las mujeres son iguales y, en consecuencia, pensar que hay dos bandos: el de los hombres y el de las mujeres.

La organizaciones que tienen éxito apuestan por el bando del talento de las personas, no del género. Las diferencias de criterios y puntos de vista entre personas es lo que enriquece la gestión de una organización y siempre va a da ventaja competitiva.

Fuentes: Bill George, artículo Speaking about Against Discrimination. Estudio Diversity Matters de McKinsey. Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE).

En Grupo Financiero Monex estamos orgullosos de nuestro equipo de colaboradores y de las prácticas de responsabilidad corporativa que hemos instrumentado.

Los logros y resultados de una persona no dependen de su raza, género o familia, más información en: "La igualdad entre empleados mejora la productividad"

Topics: Responsabilidad Social