El valor económico y cultural del cine

Publicado el 23 octubre, 2019

La oferta de festivales cinematográficos en el país es un buen incentivo para el consumo de cine nacional, al promover contenido independiente y diversificar la cartelera de salas comerciales.

En fortalecimiento al desarrollo de estos espacios, Grupo Financiero Monex colabora con el Festival Internacional de Cine de los Cabos 2019, el cual realiza una contribución positiva al desarrollo de la cultura cinematográfica mundial, con especial enfoque en la mexicana, estadounidense y canadiense, apoyando el talento de sus realizadores.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) resalta del cine el ser un servicio audiovisual dentro de los sectores más complejos y sensibles a las políticas y con mayor generación de valor agregado dentro de las industrias creativas.

La UNESCO define al conjunto de industrias creativas y culturales como:

“Aquellos sectores de actividad organizada que tienen como objeto principal la producción o la reproducción, la promoción, la difusión y/o la comercialización de bienes, servicios y actividades de contenido cultural, artístico o patrimonial”.

Es así que la industria cinematográfica conlleva una función dual tanto económica como cultural que abarca una cadena de producción bastante amplia, lo que la posiciona como un servicio relevante para la economía nacional.

MNX_valor_cine

Es así que a lo largo del desarrollo de esta industria en el país las organizaciones de producción cinematográfica como servicio y bien económico aportan empleos directos e indirectos, generan bienes como películas, series de televisión, merchandising, además de promover el pago de impuestos.

En aspectos artísticos genera material cultural, expresa ideas y opiniones, contribuye a la educación y actúa como herramienta de reflexión, comunicativa y política. 

Lo que se ve reflejado en los datos arrojados en el Anuario Estadístico de cine mexicano 2018, del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE) que indica que el PIB (Producto Interno Bruto) del cine en México creció 7.4 %, comportamiento económico casi cuatro veces más dinámico que el conjunto de la economía nacional.

Por otro lado, el rubro de exhibición en el cine es el sector más desarrollado y el avance se ve reflejado en datos como los siguientes: 

  • 7024 pantallas en salas comerciales, 391 más que en 2017.
  • Ciudad de México y Área Metropolitana concentraron 25% de los complejos de exhibición.
  • Se contabilizaron 14 cineclubes, 115 más que el año anterior.
  • 155 festivales y eventos cinematográficos en el país, 12 más que en 2017.