CBDC y monedas digitales respaldadas por bancos centrales: Esto debes saber

En la última década, en la industria financiera mundial ha surgido un mercado nuevo, que es el de las criptomonedas o monedas digitales. Los experimentos con monedas digitales de bancos centrales se están multiplicando en todo el mundo, aunque no todos ellos están en la misma etapa y no realizarán las mismas funciones.

Luego de que en 2008 se originara el Bitcoin (BTC) basado en la tecnología Blockchain, tras más de 10 años de desarrollo excepcional, han surgido miles de otras monedas digitales. El último dato disponible revela que el mercado de criptomonedas ha alcanzado los 2 billones de dólares.

Esto ha impulsado el desarrollo de la industria financiera mundial en su conjunto, tanto que los países han empezado a investigar y probar su propia moneda digital llamada CBDC (Central Bank Digital Currency)

interior-cbdc

¿Cómo funcionan las CBDC?

La CBDC es un instrumento digital altamente seguro, un medio de pago y un depósito de valor. Al igual que los billetes, cada una de sus unidades es identificable de forma única para evitar su falsificación.

En teoría, es como una stablecoin en términos de uso cuando se trata de monedas digitales con una relación 1:1 con las monedas que están en circulación dentro de una economía. Una CBDC tiene las mismas funciones que una moneda tradicional: medio de pago , depósito de valor y unidad de cuenta.

Junto con otras formas de dinero, los CBDC forman parte de la oferta monetaria básica. Por lo tanto, el CBDC es una deuda del banco central del mismo modo que la moneda física, sin embargo, a diferencia de otras criptomonedas, la CBDC estará controlada de forma centralizada aunque se realice con tecnología Blockchain.

Las monedas digitales de los bancos centrales permiten, en particular, reducir los costos de intermediación, facilitar y reducir los costos de los pagos transfronterizos, desarrollar una sociedad sin efectivo, luchar contra el lavado de dinero y la corrupción, o desarrollar la inclusión financiera. 

Los países desarrollados ven las CBDC más como una alternativa al efectivo y una oportunidad para reducir costos, mientras que los países en desarrollo buscan hacer que los servicios financieros sean más accesibles para los ciudadanos. 

 

Monedas digitales emitidas por bancos centrales

Una encuesta realizada en 2021 por el Banco de Pagos Internacionales (BIS) revela que el 86% de los bancos centrales están estudiando activamente el potencial de las CBDC, el 60% está experimentando con esta tecnología y el 14% está implementando proyectos piloto. 

Según la consultora PwC, más de 60 bancos centrales ya han explorado las monedas digitales de bancos centrales, ya sean interbancarias o minoristas, desde 2014. En este sentido señala que los proyectos transfronterizos representan la mayoría de las iniciativas más avanzadas, lo que permite a los bancos centrales probar la conectividad transfronteriza y la interoperabilidad de los proyectos.

En México, Banxico confirmó los planes para lanzar su moneda digital minorista durante 2025 con el objetivo de aumentar la inclusión financiera, brindar opciones de pago más rápidas y garantizar que la economía sea eficiente e interoperable.

Compartir