¿Cómo es la cultura financiera de los mexicanos?

A los mexicanos nos gusta gastar, esa es la realidad, sin embargo la situación económica del país ha provocado una reducción de los ingresos de la mayor parte de la población. Esta disminución de los ingresos traerá consigo un menor consumo.

De acuerdo con el documento Emerging Consumer Survey 2021 de Credit Suisse, en 2021 uno de cada cuatro mexicanos sufrió una caída de más del 20% en sus ingresos familiares. Otro 25% de los encuestados señaló que vio una reducción de sus ingresos familiares hasta un 20%. 

Esto significa que la mitad de los encuestados tuvo una reducción en sus ingresos debido a la pandemia.

Otro dato relevante es que el 34% de los mismos encuestados esperan que sus ingresos permanezcan sin cambios en los próximos 12 meses, y un 45% de los participantes esperan un aumento de sus de sus ingresos, aunque la mayoría espera que el aumento sea inferior al 20%. 

Los datos de la encuesta revelan que existe un daño a los ingresos de los hogares y, aunque el consumo de bienes discrecionales podría aumentar más adelante, las familias mexicanas tendrán un ingreso más bajo.

 

“Como resultado, creemos que la magnitud de la recuperación del consumo discrecional podría ser limitada, ya que los hogares no esperan que sus ingresos vuelvan a los niveles anteriores a la pandemia en los próximos 12 meses”, señaló la encuesta de Credit Suisse.

 

¿Qué es la cultura financiera?

La educación financiera según la definición de la OCDE significa proporcionar:

  • Conocimiento y comprensión de los conceptos y riesgos financieros.
  • Habilidades, confianza en sí mismo,
  • para tomar decisiones financieras informadas.

También significa mejorar el bienestar financiero de los individuos y la sociedad, para el presente y el futuro, y permitirles participar en la vida económica.

La educación financiera tiene como objetivo dar a cada ciudadano las claves para comprender mejor los problemas de dinero de la vida cotidiana. Esto le permitirá tomar decisiones acertadas en materia financiera en cada etapa de su vida: cómo equilibrar un presupuesto, financiar la compra de una vivienda, ahorrar para la educación de los hijos o prepararse para la jubilación.

El objetivo de una cultura financiera es transmitir a las personas un conjunto de conocimientos y habilidades que le permitan tomar decisiones relevantes en el campo financiero. Esto incluye, entre otras cosas, la capacidad de determinar qué tipos de préstamos e inversiones son los más relevantes.

Las virtudes de la educación financiera son numerosas, tanto para la persona como para la sociedad. Todos pueden así optimizar más fácilmente la gestión de sus finanzas personales y anticiparse a los imprevistos.

Con el creciente desarrollo de la innovación financiera, la educación financiera se ha convertido más que nunca en un requisito previo para el asesoramiento y la venta de productos financieros.

La encuesta de Credit Suisse obtuvo 1,510 respuestas de mexicanos en las 32 entidades federativas, de las cuales 89% se dieron en áreas urbanas y el resto en rurales.

New call-to-action

 

Compartir

Suscríbete a nuestro newsletter