Administración de riesgos de los derivados financieros

 

Uno de los aspectos que ha cobrado importancia en el área financiera es la administración del riesgo, especialmente el riesgo financiero, el cual es la probabilidad de que ocurra un evento que tenga consecuencias financieras negativas para los portafolios de inversión.

Los inversionistas en general son adversos al riesgo, lo que significa que ante una igualdad de rendimientos elegirán aquel activo que tenga menos riesgo o a igualdad de riesgo preferirán aquel que genere mayor rendimiento esperado. 

Es así como la administración del riesgo en los portafolios constituye un factor clave de éxito, debido a que permite evitar posibles pérdidas, con lo cual se logra la protección y asegura la continuidad de las inversiones.

La administración de riesgos debe ser un objetivo primordial de los inversionistas, donde se enfatice identificar eventos potenciales que puedan afectar su capital; analizarlos, evaluarlos y gestionarlos, permite que se eviten, reduzcan o transfieran, lo cual proporciona una seguridad razonable en los inversionistas en cuanto al rendimiento de su portafolio.

132526715_s (1)

Cubriendo el riesgo con derivados

 

Los derivados son muy útiles para administrar el riesgo de una cartera. La gestión del riesgo de la cartera es importante tanto para los inversionistas como para las empresas financieras, como los fondos de cobertura y los fondos mutuos. 

Muchas empresas están expuestas al riesgo de tipo de cambio, riesgo de tipo de interés y riesgo de precio de las materias primas y utilizan derivados para cubrirlos.

Entre los derivados financieros, encontramos: Contratos de Futuros, Forward, Opciones, y Swaps, y entre los principales activos sobre los que se hacen derivados se encuentran las divisas, índices bursátiles, tasas de interés y commodities.

En los contratos de futuros se establece una fecha de entrega y un precio que depende del precio actual del activo subyacente y de la tasa de interés del mercado en donde se haga el derivado. Chicago es el mercado de futuros representativo de las divisas. Con excepción del precio, todas las características de los contratos son estandarizadas.

Por su parte, el forward es un contrato hecho a la medida, en donde la fecha de vencimiento depende de quién quiere comprar el forward. Este derivado es muy parecido al futuro, sólo que en el forward el monto y vencimiento lo define el cliente, mientras que en el futuro ya está establecido.

Las opciones son el derecho, más no la obligación de comprar (call) o vender (put) algo a un precio y fecha determinados. Las opciones son un "seguro", en donde se paga una prima para poder entrar, su costo depende del precio actual del activo, de la tasa de interés y de la volatilidad del precio del activo. Este tipo de derivado es el que ha tomado SHCP para cubrir los movimientos del precio del petróleo. 

Finalmente, los swaps son un intercambio de flujos. Por ejemplo, para quien tiene una tasa variable y quiere una tasa de interés fija o para quien quiere cambiar la divisa de sus obligaciones.

 

De la mano de los expertos

Una gestión de riesgos inadecuada puede tener consecuencias graves para los portafolios de inversión, por tal motivo debes tener en cuenta el uso de derivados financieros. En Grupo Financiero Monex tenemos una amplia gama de productos para administrar el riesgo de tu cartera, acércate a nosotros.

New call-to-action

Compartir

Suscríbete a nuestro newsletter