¿Qué es un contrato de Forward y para qué sirve?

Los contratos forward se utilizan principalmente para cubrir pérdidas o proteger utilidades, pues permiten a los participantes fijar un precio en el futuro. Esta garantía es muy importante, especialmente en industrias que comúnmente experimentan una volatilidad de precios significativa. 

Por ejemplo, en la industria del petróleo, la celebración de un contrato forward para vender una cantidad específica de barriles de petróleo puede usarse para protegerse contra posibles oscilaciones a la baja en los precios del petróleo. Los forwards también se usan comúnmente para protegerse contra los cambios en el tipo de cambio de las divisas cuando se realizan grandes transacciones internacionales.

 

¿Qué es un contrato de Forward?

Un contrato forward es simplemente un acuerdo entre dos partes para comprar o vender un activo en una fecha futura, por un precio fijado de antemano.

Al igual que las opciones de compra o de venta, es importante pensar en un contrato forward como una herramienta de cobertura ante todo, y no como una herramienta puramente especulativa. 

Sin embargo, a diferencia de una compra o una venta, el inversor está obligado a realizar la operación en la fecha fijada.

Los forwards no se negocian en bolsas estandarizadas, sino que son contratos que se personalizan y se comercializan en mercados extrabursátiles. En la fecha de vencimiento, el contrato debe liquidarse. Una parte entregará el activo subyacente, mientras que la otra parte pagará el precio acordado y tomará posesión del activo. 

Los contratos forward también se pueden liquidar en efectivo en la fecha de vencimiento en lugar de entregar el subyacente "físico".

Interior-que es un contrato forward y para que sirve (1)

Así funciona un contrato de Forward

 

Supongamos que eres el tesorero de una empresa mexicana que compra insumos al exterior y que por lo tanto necesita dólares. Tienes dos opciones:

  1. O bien cambiar los pesos a dólares de un día para otro (mercado al contado)
  2. O cambiar pesos a dólares en una fecha futura

Introducir un contrato forward puede ser interesante si sabes que vas a necesitar dólares (10,000 dólares) en un mes, por ejemplo, y quieres convertir tus pesos para comprar insumos o equipos. Por tanto, puedes tomar una posición en un forward que te dará derecho a comprar tus dólares dentro de un mes, por una cantidad determinada y un precio fijado de antemano. 

A través de tu institución financiera, encuentras otra empresa que desea tomar una posición inversa por un importe equivalente (es decir, vender dólares para comprar pesos). El tipo de cambio forward de un mes se fija en 20 pesos por dólar. Esto significa que tendrás derecho a comprar tus 10,000 dólares a un precio de 200,000 pesos .

¿Qué pasa en un mes? En la fecha inicial se pactó un precio forward, es decir fijo, de 20 pesos por 1 dólar. Pero un mes después el tipo de cambio se depreció a 22 pesos por dólar.

Estás satisfecho con tu flujo, porque has podido comprar tus 10,000 dólares por 200,000 pesos gracias a tu contrato forward. Y si hubieras esperado hasta el último momento para cambiarlos, sin un forward, tendrías que haber desembolsado 220,000 pesos para adquirir esos 10,000 dólares, es decir, un gasto excedente de 20,000 pesos para tu empresa. 

En Grupo Financiero Monex tenemos la estrategia financiera más adecuada para tus objetivos y necesidades, pregunta a nuestros asesores ejecutivos sobre los productos derivados y cómo pueden potenciar tus inversiones.

Compartir

Suscríbete a nuestro newsletter