aversión al riesgo

Inversionistas, resultados ante malas decisiones

Publicado el 26 julio, 2019

En el mundo corporativo las personas que toman buenas decisiones producen mejores resultados y generan mayores ganancias.

El concepto aversión al riesgo fue acuñado en 1979 por Daniel Kahneman y Amos Tversky, al concluir que la expectativa de perder dinero tiene mayor impacto en la toma de decisiones que en la posibilidad de ganar dinero.

Postularon el siguiente ejemplo: si un inversionista tuviese que afrontar 50% de posibilidad de ganar 200 pesos y 50% de evitar perder 100 pesos, la mayoría decide evitar la pérdida de los 100, ya que el impacto de perder es entre 2.5 y 7 veces mayor que el impacto de ganarlo.

El profesor de management en la Universidad de Barcelona, Antonio Cañabate, comenta en su libro Toma de decisiones: análisis y entorno organizativo, que en ocasiones una buena decisión no siempre asegura un buen resultado final.

Se sabe que la bolsa está compuesta por inversionistas que son tomadores de riesgos y que los hombres jóvenes son más propensos a éstos, mientras que las mujeres, 50%, están menos dispuestas a asumirlos (independientemente de su edad).

Un factor que influye en el resultado de malas decisiones es la mentalidad de manada, la cual hace que los inversionistas pierdan el suelo por los mercados en auge y da pie a que sean las emociones las que dirijan las decisiones de la bolsa y no la lógica.

Prueba de lo anterior fue que en 1593, cuando introdujeron los tulipanes en Holanda, dada su rareza, novedad y el cambio de sus colores, su precio incrementó considerablemente, provocando que los inversionistas vendieran sus tierras y usaran los ahorros de toda su vida por comprar la flor, posteriormente, ante la popularidad, el precio disminuyó y perdieron sus inversiones.

Por lo anterior, se recomienda seguir los tres siguientes puntos cuando invierta:

  • Determinar qué tipo de inversionista es: conservador, moderado o agresivo.
  • Elegir un intermediario autorizado y productos específicos: es fundamental conocer a fondo el producto en el que se invierte, los plazos y posibles rendimientos.
  • Vigilar las inversiones: Tener en cuenta los plazos de vencimiento, las posibilidades de traspaso para conseguir más beneficios o el momento adecuado para liquidar los activos.

En Grupo Financiero Monex sabemos que las personas trabajan arduamente, es por ello que queremos que su dinero trabaje por usted y le recomendamos que no ponga en riesgo su capital con decisiones financieras sin bases sólidas, de las que tenga dudas y le ayudamos a evaluar los pros y contras y a saber si las decisiones que toma lo acercan a sus metas.

Fuente: Value Stock Guide y el libro Toma de decisiones: análisis y entorno organizativo de Antonio Cañabate Carmona. 

Topics: aversión al riesgo, Grupo Financiero Monex, inversionistas, Management