Responsabilidad Social

Claves de la economía solidaria

Publicado el 3 octubre, 2018

La economía solidaria propone que la actividad económica sea siempre un medio y no un fin, y su objetivo es establecer los procesos de la sustentabilidad en el centro de la esfera económica social y política. 

Desde tiempos remotos, los seres humanos se han asociado de manera intencional, deliberada y voluntaria, para solucionar sus problemas, sentirse útiles y pertenecientes a un círculo social.  Con el transcurso de los años, el concepto de sustentabilidad se ha ido arraigando con más fuerza y este espíritu asociativo que tiene el hombre se ha transformado en una organización económica y social.

Esta organización económica ha dado origen a lo que se conoce como economía solidaria, y con ella lo que busca es romper con los conceptos de la economía capitalista y acabar con la acumulación del capital por encima del desarrollo de las personas.

Este modelo ha dado origen a las empresas de economía solidaria, las cuales tienen un fuerte compromiso con los principios de empleo, cooperación y cuidado del medio ambiente.

Los beneficios que genera una empresa de economía solidaria no van a los bolsillos de unos cuantos accionistas, sino que se reinvierten en la creación de nuevos empleos, en la mejora de la estructura técnica y en el apoyo a nuevos proyectos.

Estas compañías fomentan la participación, la actividad cooperativa, el establecimiento de escalas salariales justas y proporcionales y prestan especial atención al empleo de personas en situación de riesgo o que viven exclusión social.

Los 6 principios básicos de la economía solidaria son:

  • Equidad.
  • Trabajo.
  • Sostenibilidad ambiental.
  • Cooperación. 
  • Carácter no lucrativo.
  • Compromiso con el entorno.

La economía solidara requiere de instrumentos financieros éticos que rescaten el valor social del dinero y por ello se creó la “banca ética”, una propuesta de intermediación financiera que persigue la transformación social, por lo que sus labores de captación de capital, inversión y préstamo se realizan desde una filosofía integral y sus objetivos son: apoyar a empresas, actividades y proyectos sociales, ecológicos, culturales y solidarios, favoreciendo así el desarrollo humano.

Y finalmente ofrecer instrumentos de ahorro y de inversión responsables y excluir cualquier inversión que esté relacionada con actividades o empresas que colaboren con el deterioro de nuestro mundo (tráfico de armas, explotación laboral, destrucción del medio ambiente).

Fuente: REAS Euskadi y Economía Solidaria de Carlos Askunze Elizaga

En Grupo Financiero Monex sabemos que la economía solidaria incide en la educación, en la sensibilización ciudadana, en la transformación de conciencias, de actitudes, e impulsa al “comercio justo”; por ello impulsamos proyectos que apoyan la educación financiera, el desarrollo comunitario, y la protección del medio ambiente.

Topics: Responsabilidad Social