5 recomendaciones para invertir en futuros financieros

Saber qué son los contratos de futuros implica conocer el entorno en el que se negocian, es decir, su propio mercado. 

 

En el mercado de valores, es habitual que los inversionistas conozcan el llamado mercado al contado, donde se negocian acciones, ETF y otros tipos de activos. En este caso, la liquidación tiene lugar en pocos días hábiles, y la intención es tener ya la posesión o realizar la venta rápidamente.

 

Pero hay otras formas de invertir u operar en la bolsa. En el mercado de futuros, el objetivo, de hecho, es cerrar un contrato de compra o venta para un periodo de liquidación diferente. Así, es posible operar contratos con el precio ya previsto para un determinado activo en una fecha futura.

 

Por lo tanto, el mercado de futuros es el entorno de negociación de los contratos de futuros, derivados que tienen un activo subyacente. Así, se pueden negociar, por ejemplo, derivados respaldados por divisas, índices, materias primas, etc.

interior-recomendaciones-para-invertir

Qué tener en cuenta al invertir en futuros financieros

 

Invertir en futuros es una gran opción para generar valor dentro del portafolio, sin embargo hay algunos elementos que se deben tomar en cuenta para no fallar y perder todo el capital y el patrimonio.

 

  1. No pongas todo el dinero solo en el mercado de futuros. 

Las inversiones en futuros se deben complementar con una estrategia de inversión bien diversificada, pues si es tu única estrategia de inversión, podrías terminar exponiéndote a demasiado riesgo.

 

  1. Detén las pérdidas antes de que pierdas todo. 

Es tentador aferrarse a los contratos hasta la fecha de vencimiento establecida, pero por lo general es mejor que uses límites de pérdidas para evitar más pérdidas cuando se registre una reversión de los precios en el mercado.

 

  1. Comienza poco a poco y aumenta a medida que adquieres más experiencia en este mercado. 

Se necesita mucha experiencia para convertirse en un inversionista de futuros exitoso, y no cabe duda que en el inicio probablemente cometerás muchos errores. Por esta razón necesitas comenzar con una pequeña cantidad de operaciones de bajo riesgo y aumentar gradualmente tu volumen de operaciones a medida que te sientas más cómodo.

 

  1. Invierte solo en mercados y productos financieros que comprendes completamente.

Puedes negociar futuros para cualquier cantidad de activos, incluidas las materias primas, pero es prudente negociar futuros solo para activos que puedas comprender con confianza. 

Los precios evolucionan de acuerdo con miles de variables complejas, y si solo conoces pocas de esas variables, podrías fallar catastróficamente.

 

  1. Opera con margen pero con precaución. Operar con margen puede lograr mayores ganancias en poco tiempo, pero también es un riesgo financiero importante. En este sentido se recomienda no abusar de esta estrategia.



Invertir en los mercados de futuros puede ser una estrategia importante para reducir o mitigar las pérdidas causadas por las oscilaciones de los precios del mercado. Sin embargo, es una inversión de alto riesgo, sobre todo porque permite un alto apalancamiento, y es fundamental que el inversor de este tipo de producto tenga un perfil audaz y experimentado.

Nueva llamada a la acción

Si quieres invertir en el mercado de futuros lo más recomendable es hacerlo con la guía de un asesor financiero, el cual te desarrolle una estrategia de acuerdo con tu perfil y objetivos. En Monex tenemos a los mejores asesores y las mejores estrategias para darle mayor valor a tu dinero.

Compartir

Suscríbete a nuestro newsletter