Consecuencias de la paradoja del ahorro y cómo afectan

La paradoja del ahorro es una teoría económica que afirma que el ahorro individual puede perjudicar la productividad económica de un país, causando así un perjuicio a los ciudadanos de ese lugar.

Esta teoría fue postulada por el economista británico John Maynard Keynes y está basada en que la productividad es impulsada por la demanda agregada. Según este postulado, cuando los consumidores ahorran (en lugar de gastar), esto perjudica a las empresas que sirven a las necesidades y deseos de los consumidores. 

Cuando las empresas tienen menos ventas, la productividad total disminuye o se pierde y por lo tanto, estas empresas no pueden emplear a más trabajadores. Los empleados constituyen la base de los consumidores, pero cuando los empleados empiezan a perder sus empleos, tienen menos dinero disponible para gastar. De este modo, se forma un ciclo que da lugar a una menor productividad general y a peores condiciones económicas para las personas.

Esta teoría económica se considera una paradoja, ya que el ahorro global puede reducirse debido a los esfuerzos de los individuos por maximizar el ahorro. Este argumento parte de la suposición de que la renta total debe ser igual a la producción total en el equilibrio. 

Interior- consecuencias de la paradoja del ahorro y como te afecta (1)

Keynes afirmaba que el nivel de producción y de empleo no dependía de la capacidad de producción, sino de las decisiones de las personas de la sociedad de gastar e invertir su dinero, y que el crecimiento económico está impulsado por el consumo o el gasto. 

 

Ejemplo la paradoja del ahorro

Supongamos que en México todos los trabajadores reciben un salario de 10,000 pesos, ahorran el 50% y gastan los otros 5,000 pesos, lo que aumenta la demanda de productos, crea puestos de trabajo, fomenta el espíritu empresarial y genera ingresos fiscales para el gobierno. 

Ahora supongamos que todos estos trabajadores se preparan para su futura jubilación y deciden ahorrar más. Empiezan a ahorrar 7,500 pesos y sólo se gastan 2,500 pesos. La demanda de bienes y servicios disminuye bruscamente. Las empresas no pueden obtener beneficios, por lo que despiden a los trabajadores, lo que aumenta el desempleo y reduce los ingresos fiscales del gobierno. 

Los desempleados, que ahora carecen de salario, han dejado de gastar por completo. Esto agrava aún más el problema, provocando una espiral económica descendente.

 

Sacar más partido a los ahorros

Por tanto, sólo es parcialmente cierto juzgar el ahorro voluntario como perjudicial para la economía y, por tanto, para nosotros mismos. Sobre todo porque tarde o temprano pondremos en circulación el dinero que hemos ahorrado cuando lo utilicemos para financiar un viaje alrededor del mundo, nuestra propia casa o alguna otra compra importante. 

En Grupo Financiero Monex sabemos que invertir ese ahorro es la decisión más importante e inteligente, por eso ponemos a tu disposición una amplia gama de instrumentos financieros para poner tu dinero a generar rendimientos.

Compartir

Suscríbete a nuestro newsletter