¿Qué es la volatilidad de la moneda y qué la provoca?

El tipo de cambio es una forma importante de medir la salud económica de un país, por tal motivo los inversionistas lo vigilan tan de cerca.

La volatilidad es la tendencia estadística de un mercado a subir o bajar bruscamente dentro de un cierto período de tiempo. Se mide por desviaciones estándar, es decir, cuánto se desvía un precio de lo esperado, que generalmente es su media.

Cuando aumenta la volatilidad se observan amplios rangos de precios y bajos volúmenes; por ejemplo, pocas órdenes de compra cuando el mercado está cayendo, pocas órdenes de venta cuando el mercado está subiendo.

Al mismo tiempo, los inversionistas pueden estar menos dispuestos a mantener posiciones al darse cuenta de que los precios pueden cambiar drásticamente, convirtiendo a los ganadores en perdedores.

 ¿Qué factores comunes influyen en la volatilidad?

  • Inflación

Las tasas de inflación afectan el valor de la moneda de un país. Una tasa de inflación baja generalmente exhibe un valor de la moneda en aumento, ya que su poder adquisitivo aumenta en relación con otras monedas. 

Por el contrario, aquellos con una inflación más alta generalmente ven una depreciación en sus monedas en comparación con la de sus socios comerciales, y también suele ir acompañada de tasas de interés más altas.

  • Tasas de interés

El tipo de cambio, las tasas de interés y las tasas de inflación están interconectadas. Un aumento en las tasas de interés hace que la moneda de un país se aprecie, ya que los prestamistas obtienen tasas más altas y, por lo tanto, atraen más capital extranjero. Esto puede provocar una apreciación del valor de una moneda y, por tanto, del tipo de cambio. Reducir las tasas de interés, por otro lado, puede conducir a una depreciación de la moneda.

  • Política monetaria y desempeño económico

Con una economía creciendo saludablemente y una política monetaria sólida, los inversionistas están más confiados en invertir su capital. Esto inevitablemente aumenta la demanda y el valor de la moneda del país.

  • Estabilidad geopolítica

El estado político de un país, junto con el desempeño económico, también puede afectar la fortaleza de la moneda. Un país con menos riesgo de turbulencias políticas será más atractivo para los inversionistas extranjeros, lo que conducirá a una apreciación de la moneda nacional.

El "riesgo geopolítico" es el riesgo que representan para los inversionistas extranjeros los acontecimientos políticos inesperados. Si la economía y el panorama político de un país siguen siendo predecibles, es más probable que los inversionistas compren la moneda. El efecto contrario también es cierto, los eventos inesperados llevan a los inversores a retirar su dinero, lo que hace que la moneda pierda valor.

  • Balanza comercial

Si el precio de las exportaciones de un país es mayor que sus importaciones, sus 'términos de intercambio' son mejores. Esto crea una mayor demanda de las exportaciones de ese país y, a su vez, una mayor demanda de la moneda.

No obstante, también puede ocurrir la reacción inversa. Si las exportaciones aumentan a una tasa menor que las importaciones, el valor de las exportaciones y la moneda de ese país disminuyen en valor.

Protégete de la volatilidad

La volatilidad cambiaria puede traer serios problemas a tu portafolio de inversión, por lo que es recomendable utilizar productos financieros que reduzcan el riesgo, como los productos derivados.

En las manos correctas y con la estrategia correcta, los derivados pueden ser una parte valiosa de una cartera de inversiones. La experiencia de nuestros asesores en Grupo Financiero Monex te ayudará a darle potencial a tu portafolio con nuestros productos especializados.

New call-to-action

Compartir

Suscríbete a nuestro newsletter