¿Qué es un portafolio de inversión financiera?

Después de ahorrar por un tiempo y juntar un monto de dinero, lo más inteligente que debes hacer es poner a trabajar tu dinero de una manera segura y que te dé rendimientos sostenibles en el futuro. Un portafolio de inversión es la manera ideal para obtener ganancias mientras te asegura de preservar el capital o los activos.

Se le conoce como portafolio o cartera de inversiones al conjunto de activos financieros que están en propiedad de un inversionista. Puede incluir bonos, acciones, monedas, efectivo, materias primas, productos derivados y muchos activos más.

Componentes de una cartera

Las inversiones que se incluyen en una cartera se denominan clases de activos. El inversionista o el asesor financiero debe asegurarse de que haya una buena combinación de activos para mantener el equilibrio, lo que ayuda a fomentar el crecimiento del capital con riesgo limitado o controlado. Una cartera puede contener lo siguiente:

  1. Acciones

Son el componente más común de un portafolio de inversiones. Una acción es parte del valor de una empresa, lo que significa que el dueño de las acciones es copropietario de la compañía. El tamaño de la participación en la empresa depende del número de estas que posee.

Las acciones son una fuente de ingresos porque a medida que una empresa obtiene beneficios, comparte una parte de los beneficios a través de dividendos a sus accionistas. Además, a medida que se compran acciones, también se pueden vender a un precio más alto, dependiendo del rendimiento de la empresa.

  1. Bonos

Cuando un inversionista compra bonos, está prestando dinero al emisor de esos bonos, como el gobierno, una empresa o una institución bancaria. Un bono viene con una fecha de vencimiento, lo que significa que el dinero utilizado para comprarlo debe devolverse con intereses en la fecha pactada. En comparación con las acciones, estos no representan tanto riesgo, pero ofrecen rendimientos más bajos.

  1. Inversiones alternativas

Las inversiones alternativas también se pueden incluir en una cartera de inversiones. Pueden ser activos cuyo valor puede crecer y multiplicarse, como el oro, el petróleo y los bienes raíces. Las inversiones alternativas por lo general se comercializan con menos frecuencia que las inversiones tradicionales, como acciones y bonos.

Tipos de portafolios

Existen diferentes tipos de portafolios, de acuerdo con sus estrategias de inversión. 

  • Cartera de crecimiento

Desde el propio nombre, su objetivo es promover el crecimiento de las ganancias asumiendo mayores riesgos, incluida la inversión en industrias en crecimiento. Las carteras enfocadas en este tipo de inversiones generalmente ofrecen recompensas potenciales más altas y un riesgo bastante alto. El portafolio de crecimiento a menudo implica invertir en empresas más jóvenes que tienen más potencial en comparación con empresas más grandes y bien establecidas.

  • Cartera de ingresos

En términos generales, se centra más en asegurar ingresos regulares de las inversiones en lugar de centrarse en las ganancias potenciales de capital. Por ejemplo, cuando se compran acciones basadas en los dividendos en lugar de en un historial de apreciación del precio de las acciones.

  • Cartera de valor

Para las carteras de valor, un inversionista aprovecha la compra de activos baratos por valoración. Son especialmente útiles durante tiempos económicos difíciles cuando muchas empresas e inversiones luchan por sobrevivir y mantenerse a flote. Los inversionistas buscan empresas con potencial de ganancias, pero que actualmente tienen un precio por debajo de lo que el análisis considera que es su valor justo de mercado.

Algunos consejos

Para crear un buen portafolio, debes determinar el objetivo de la cartera. Responde a la pregunta de para qué, para saber sobre qué tipo de activos tienes que invertir.

También minimiza la rotación de las inversiones, es decir, a algunos inversionistas les gusta estar continuamente comprando y luego vendiendo acciones en un periodo de tiempo muy corto. Esto solo aumenta los costos de transacción y no analizan que algunas inversiones simplemente toman tiempo antes de que finalmente den fruto.

No gastes demasiado en un activo, pues cuanto mayor sea el precio de adquisición de un activo, mayor será el punto de equilibrio para cumplir. Por lo tanto, cuanto menor sea el precio del activo, mayores serán las posibles ganancias.

Además, nunca confíes en una sola inversión. Como dice el viejo adagio: "No pongas todos tus huevos en una sola canasta", ya que la clave para una cartera exitosa es diversificar las inversiones. Cuando algunas están en declive, otras pueden estar en aumento. Tener una amplia gama de inversiones te ayudará a reducir el riesgo.

En Grupo Financiero Monex tenemos los mejores productos financieros para que puedas armar tu propio portafolio de inversiones, así como nuestros asesores expertos en Banca Privada que pueden ofrecerte estrategias a la medida de tus necesidades. 

New call-to-action

Publicado el 21 julio, 2020