Lecciones del Trader

3 razones para invertir en acciones

Publicado el 18 octubre, 2018

No importa si tu perfil de inversión es moderado o agresivo, invertir en acciones es la mejor alternativa si lo haces con la mezcla ideal para ti.

Las personas que deciden no invertir en acciones tienen, generalmente, una de dos excusas: no tienen dinero ‘suficiente’ o tienen miedo de perder sus ahorros. Si caes en la última categoría, no estás solo. En México sólo uno de cada 100 personas tiene su patrimonio invertido en acciones o fondos de inversión. Sin embargo, ninguna de estas justificaciones tiene sentido. Estas son tres razones del por qué no debes temer invertir en acciones rentables ––no importa cuál sea tu perfil de inversión.

El mercado bursátil siempre ha sido volátil, pero es cierto que si inviertes tu patrimonio en una horizonte de largo plazo, no puedes perderlo todo, aún cuando atravieses una gran recesión. Pero si el temor es lo que te ha impedido invertir tu patrimonio en acciones, estas tres razones te harán cambiar de opinión.

1. El mercado de valores tiene un historial de subir y subir (aún después de caer)

Los ciclos económicos en los que ves a casi todas las acciones caer al menos 10%, son bastante comunes. Sin embargo, tampoco tienden a perjudicar a los inversionistas que están en este mercado en el largo plazo. Por ejemplo, si durante 20 años hubieras invertido $10,000 al año en un portafolio de inversión constituido principalmente por acciones indexadas al S&P/BMV IPC de la Bolsa Mexicana de Valores, al final del periodo hubieras acumulado más de medio millón de pesos. Es decir, tus activos accionarios te hubieran dado un rendimiento de más de 6,800%.

2. Necesitas acciones para superar el efecto de la inflación en tu cartera

El valor del dinero no es constante, la inflación hace que tu dinero que tiene una capacidad de compra de $100, en dos años sólo te permita consumir lo equivalente a $92. Si lo dejas dormido o sólo esperas que te brinde rendimientos en un pagaré bancario, lo más seguro es que pierdas valor real.

Para evitar esta pérdida es mejor invertir en un activo que genere rendimientos reales, como las acciones. Si bien normalmente tienen un riesgo inherente a su volatilidad, históricamente las acciones han superado el rendimiento de los bonos gubernamentales y cualquier pagaré bancario.

3. Siempre puedes diversificar para cubrirte del ‘riesgo'

Si no sabes mucho sobre acciones, te puede generar mucho estrés sólo mantener tu patrimonio en estos activos. En algún momento de volatilidad puedes reaccionar y afectar tu inversión. Por ello, platica con tu asesor financiero sobre qué otros activos hay en el mercado para diversificar tu portafolio y reducir el ‘riesgo’. Recuerda que un portafolio diversificado compensa el riesgo inherente a ciertos activos en un horizonte de largo plazo.

Como podrás ver, construir tu portafolio de inversión patrimonial comienza por conocerte financieramente, saber qué es lo que quieres y elegir los instrumentos adecuados. Cuando estés listo para iniciar un portafolio diversificado con alternativas más sofisticadas, puedes acercarte a los expertos de Banca Privada de Grupo Financiero Monex. Ellos saben cómo hacer que tu dinero trabaje para ti.

New call-to-action

Topics: Lecciones del Trader, mercado de acciones, inflación en tu cartera, inversiones más rentables