Consejos de expertos: La mejor forma de diseñar un portafolio de inversión

Todos los inversionistas son diferentes. Tienen su propia tolerancia al riesgo y sus propias expectativas de rendimiento, por lo tanto se vuelve necesario recurrir a los expertos en gestión de carteras para que diseñen un portafolio de inversión a la medida y que se adapte a las circunstancias cambiantes de la vida.

Es casi seguro que la persona que quiere invertir en el mercado de valores tiene varios objetivos financieros (por ejemplo, ahorros para emergencias, gastos escolares, una pensión, compra de casa, viajes, etc), y cada uno debe analizarse antes de que pueda integrarse en su estrategia general de inversión. 

Por tal motivo, es importante analizar tres factores fundamentales previo a diseñar un portafolio de inversión:

  • Tiempo: ¿Cuál es el período de tiempo durante el cual estarás invirtiendo? ¿Cuándo es probable que necesites una parte o la totalidad del capital de la cartera?
  • Riesgo: ¿Hasta qué punto estás preparado para ver que tus rendimientos fluctúen a corto plazo? ¿Qué activos deseas asignar para alcanzar tu objetivo a largo plazo?
  • Retorno: ¿Qué rendimiento, tanto de ingresos como de crecimiento de capital, esperas durante el período de tiempo elegido? ¿Cuánto dinero necesitarás en una fecha en el futuro?

Estas preguntas forman la primera parte del proceso de inversión, que es establecer objetivos, y deben responderse con total seriedad para que el asesor identifique la estrategia correcta para tus necesidades, basándose en la razón y no en ‘corazonadas’ o ‘sentimentalismos’.

Escoge correctamente los activos

Para lograr la combinación correcta de valores dentro de tu portafolio necesitas:

  • Comprender las características de riesgo y rentabilidad de las diferentes clases de activos.
  • Saber cómo y cuándo usar la diversificación.
  • Alinear correctamente tu tolerancia al riesgo con tu perfil de retorno.

Hay dos clases principales de activos que se pueden usar para crear un portafolio: valores de renta fija (bonos) y acciones. También hay alternativas a los bonos y las acciones, como las notas estructuradas. 

Al agregar estas alternativas a tu cartera se aumenta la diversificación y potencialmente los retornos a largo plazo. Cada clase de activo tiene una característica diferente de riesgo y rendimiento, por lo que al combinar las clases de activos se puede crear un perfil que se adapte a tus necesidades.

Diversifica

Cada clase de activo tiene un nivel diferente de riesgo y rentabilidad esperados. Además, cada clase de activo responde de manera diferente a los eventos económicos y políticos, por lo que cada uno tendrá un patrón diferente de rendimiento a lo largo del tiempo. 

Al combinar dos o más clases, puedes reducir significativamente la volatilidad a corto plazo de los retornos en tu portafolio de inversión. La diversificación en diferentes clases de activos puede aumentar el nivel de rendimiento que puedes esperar para cualquier nivel de riesgo.

En Grupo Financiero Monex nuestro objetivo es asegurarnos que tengas un grado de diversificación acorde con tu tolerancia al riesgo y que brinde la mayor protección posible contra las incertidumbres de los mercados financieros.

New call-to-action

Publicado el 21 julio, 2020