fondos de ahorro

La importancia del ahorro para el retiro

Publicado el 23 agosto, 2019

El ahorro es fundamental para todos pues facilita formar un respaldo económico para enfrentar emergencias o metas específicas como ir de vacaciones o comprar una casa, explica la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR).

El Banco de México define al ahorro como “la cantidad monetaria excedente de las personas sobre sus gastos” y es una práctica que se debe ejercer día a día para garantizar un futuro financiero sano y tranquilo.

La población que decide ahorrar, destaca la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), lo hace para cubrir tres propósitos principales:

1) Emergencias o imprevistos: enfermedad, accidente, gastos urgentes.

2) Metas específicas: colegiaturas, vacaciones, adquisición de auto, computadora o algún bien material necesario.

3) Fondo de retiro: dinero destinado para solventar la vejez una vez que se llegue a la jubilación.

Ahorrar para cubrir los gastos básicos y mantener un estilo de vida tranquilo y satisfactorio al momento de jubilarnos, es un tema prioritario que debe ser abordado con tiempo y planeación. 

Sin embargo cifras de la encuesta de la CONSAR indican que muy pocas personas están planeando sus recursos para el retiro, solo un 11% de la población.

La CONDUSEF señala que menos de la mitad de los mexicanos utiliza servicios bancarios, por tanto, desconoce los beneficios que podría obtener al ahorrar, invertir y administrar de mejor manera su dinero, hecho que se ve reflejado con un 43.7% de ahorradores informales, es decir, quienes lo hacen a través de cajas de ahorro, tandas, préstamos familiares, etc.

El sistema de pensiones del país es la forma más común de generar los recursos para el retiro, al ser un derecho de los trabajadores formales del país; sin embargo, las aportaciones que se destinan a este fondo durante la vida productiva pueden no generar los mejores rendimientos, lo que implica recurrir a otras alternativas de ahorro.

Una herramienta financiera que brinda mejores beneficios son los fondos de inversión, pues se ajustan a tus necesidades, cuentan con múltiples ventajas para administrar tu presupuesto, como flexibilidad, diversidad y liquidez.

Son herramientas personalizadas que, con una buena evaluación de tu perfil y tolerancia al riesgo, te ayudarán a desarrollar las estrategias para crear tu fondo de inversión que servirá para tu retiro.

Con frecuencia las personas no visualizan que el ahorro para el retiro podría ser insuficiente para su jubilación, por ello no destinan suficientes recursos para este fin ni realizan aportaciones voluntarias, por lo que eligen como prioridad el ahorro para cubrir otros gastos.

En el caso de las también llamadas sociedades de inversión, el asesor que trabaja en conjunto con el inversionista de la operadora elegida, proporciona informes periódicos sobre el comportamiento de sus inversiones y sus rendimientos, además de que guía para evaluar la estrategia y ver la viabilidad de ajustes en caso de que las metas financieras se vayan modificando.

Las pensiones en México

Los sistemas de pensiones bajo un régimen conocido como sistema de reparto (PAYG) de beneficio definido (BD) se aplicaron en México hasta mediados de la década de 1990, las pensiones de los jubilados eran pagadas con las contribuciones de los trabajadores activos.

Se transferían los recursos entre generaciones, de modo que el financiamiento de las pensiones dependía de la proporción que existía entre personas jubiladas y activas, donde la dinámica demográfica del país era fundamental para hacer viable el sistema, el cual  se mantuvo vigente con la Ley del Seguro Social de 1973.

Conforme se fueron dando las condiciones para alargar la esperanza de vida, disminución de la tasa de natalidad y menor mortalidad, así como cambios en las dinámicas de los mercados laborales, derivados de la crisis del 76, los sistemas se tornaron financieramente insostenibles.

Cada vez fue incrementando el número de personas jubiladas en comparación con las personas activas.

Para encontrar una solución, se llevó a cabo la reforma al sistema de pensiones del IMSS de 1997. Con esta modificación se buscó sustituir al sistema anterior por uno de cuentas individuales o de capitalización total, también conocido como de contribución definida (CD), en el que cada trabajador acumula de manera individual los recursos para financiar su pensión.

También se creó la Ley de los Sistemas del Ahorro para el Retiro (SAR) , que establece un sistema de cuentas individuales, para las personas afiliadas, indicando que los fondos para el retiro sean administrados por instituciones financieras privadas denominadas Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores).

Si bien las pensiones actuales se rigen por las dos leyes –1973 y la de 1997– al existir contribuyentes que cotizaron previo al cambio de ley, el sistema activo para nuevos contribuyentes es el de cuentas individuales de contribución definida.

Cómo funcionan las Afores

Las Afores fueron creadas para resguardar y hacer crecer el dinero de las cuentas individuales a su cargo, además de brindar asesoría e información en materia de retiro a los beneficiarios.

El funcionamiento y las operaciones de estas financieras están reguladas por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR), órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público dotado de autonomía técnica y facultades ejecutivas.

Además, la CONSAR establece las reglas de funcionamiento del SAR o Régimen de Inversión que supervisan que los recursos de los trabajadores se inviertan de acuerdo a los parámetros y límites establecidos por la Comisión imponiendo multas y sanciones a las Afores en caso de incumplimiento.

Las subcuentas que conforman una Afore son:

  • De vivienda: Aportaciones que destina únicamente el patrón del trabajador equivalentes al 5% de su Salario Base de Cotización (SBC)
  • Retiro, Cesantía y vejez (RCV): aportaciones  generadas por el salario del trabajador, por el gobierno y por el patrón con montos establecidos de ley para afiliados del ISSSTE e IMSS.
  • Aportaciones voluntarias: Dinero destinado para incrementar tu pensión y para solventar metas a corto plazo (colegiaturas, auto nuevo, viajes, etc.) Las aportaciones deducibles de impuestos bajo parámetros establecidos en la ley.

En el caso de los trabajadores independientes contratantes de Afores su cuenta individual es únicamente integrada por aportaciones voluntarias.

La pensión generada a través de Afores, se determina por tres factores:

  • Aportaciones: Porcentaje establecido de tu salario, del lugar de trabajo y del gobierno así como los rendimientos generados por lo recaudado e invertido en fondos de inversión llamados Siefores (Sociedades de Inversión Especializada en Fondos para el Retiro). En el caso de trabajadores independientes sólo ellos aportan a su cuenta.
  • Rendimientos: Las aportaciones recaudadas son invertidas en fondos de inversión llamados SIEFORES (Sociedades de Inversión Especializada en Fondos para el Retiro), las cuales hacen compras de activos financieros, para obtener rentabilidades distintas, resultado de un incremento (o descenso) en el precio de dichos activos.
  • Comisiones: Las comisiones que cobran las Afore también influyen en el monto total, pues este cargo por el manejo de los recursos es anual y se calcula en función de un porcentaje que se aplica al saldo acumulado en la cuenta individual. 

Los rendimientos de las Afores provienen de la inversión que éstas realizan en distintos instrumentos financieros como bonos, acciones u otros. Al cierre del 2017, de acuerdo con la CONSAR la composición de la inversión de los recursos de los trabajadores de manera general fue la siguiente:  

MNX_ahorro_retiro_1

Es indispensable conocer los rendimientos y comisiones que ofrecen las diversas administradoras al momento de contratar alguna, para ello la CONSAR publica una lista con los datos de las 14 administradoras que operan en el mercado, para que puedas llevar a cabo tu elección.

Sin embargo, el estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sobre los sistemas de pensiones en México de 2015, señala que el actual régimen de inversión de las Siefore es demasiado restrictivo.

Si bien el sistema trabaja con distintos instrumentos financieros, se concentra principalmente en deuda y los límites de inversión para renta variable y valores extranjeros son restrictivos, evitan la diversificación y la correlación negativa entre las inversiones.

Subcuentas y aportaciones

Las cuentas individuales de las personas afiliadas se integran por las aportaciones del trabajador, del patrón y las del gobierno, así como de los rendimientos generados por las inversiones de dichos recursos, a su vez estas se dividen en subcuentas con montos específicos para afiliados al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Afiliados al ISSSTE:MNX_ahorro_retiro_3-1

Afiliados al IMSS:

MNX_ahorro_retiro_2En el caso de las cuentas individuales de personas no afiliadas, el trabajador es el único encargado de realizar las aportaciones que se acumularán para su pensión, sin mínimos ni máximos.

La Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2016, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), señala que la pensión contributiva promedio mensual asciende a $5,128 para las mujeres y a $6,602 para los hombres; y se estima que aproximadamente 2.5 millones de mexicanos mayores de 65 años (26%) no tiene ingresos por algún sistema de pensión.

Por otra parte la CONSAR señala que entre 1950 y 1955 la esperanza de vida al nacimiento en el mundo era de 48.5 años para las mujeres y 45.5 para los hombres, mientras que en el periodo 2015-2020 se espera que sea de 74.3 años para las mujeres y 69.7 para los hombres; por otro lado se proyecta que entre 2050 y 2055 el indicador llegará a 79.9 años para las mujeres y 75.4 para los hombres.

Los montos de pensiones, aunado al gran aumento de los índices de esperanza de vida y tasas de natalidad en disminución, señalan que las pensiones -como única herramienta para el retiro- es insuficiente.

Retiros del fondo de ahorro

Los retiros de tu fondo de ahorro establecidos por la Ley SAR así como lo dispuesto en la Ley del Seguro Social pueden ser:

  • Parciales: El trabajador puede solicitar la disposición de recursos de su cuenta individual para gastos de matrimonio, para ayuda de desempleo, con previo cumplimiento de los requisitos de establecidos en la Ley.
  • Voluntarios: Si el trabajador realizó aportaciones voluntarias y complementarias en su cuenta individual, puede disponer de esos recursos, con las modalidades de cada Afore y cumpliendo los requisitos establecidos en la Ley.
  • Totales: El trabajador o sus beneficiarios puede disponer del total de los recursos de su cuenta individual, ya sea para financiar su pensión, o bien en efectivo en una sola exhibición, cuando reúna los requisitos establecidos en la Ley. 

Para el cobro de pensión bajo la ley de 1973 es necesario:

  • Haber cotizado ante el IMSS antes del 01 de julio de 1997.
  • Cumplir 60 años de edad.
  • Contar con un mínimo de 500 semanas cotizadas.

En el caso de la ley de 1997 las condiciones son:

  • Cotizar un  mínimo de 1,250 semanas.
  • Tener 60 a 64 años en caso de Pensión por Cesantía
  • Tener 65 años en caso de Pensión por Vejez
  • Tener derechos vigentes.

Planes de ahorro alternativos

Tres de cada diez personas que laboran en el país lo hacen en el terreno informal –sin prestaciones– señala la Encuesta Nacional de Empleo y Ocupación (ENOE) realizada por el INEGI.

Por ley, el derecho a cuentas individuales a través de Afores, sólo aplica para trabajadores formales, los trabajadores independientes, es decir que no cuentan con prestaciones de ley, deben considerar la estrategia de su ahorro de retiro por cuenta propia.

Las aportaciones voluntarias para trabajadores afiliados o independientes, son la herramienta que generará mayores incrementos a su fondo de ahorro, ya sea para hacer crecer su Afore o crear un plan alterno.

Algunas herramientas de ahorro son:

  • Planes privados de pensiones: Son particulares de las empresas, adicionales a los planes obligatorios de la ley del Seguro Social, a través de descuentos vía nómina.

  • Seguros para el retiro: son planes de ahorro para la jubilación, algunos de ellos con ventajas fiscales. Cuentan con un componente de cobertura en caso de fallecimiento o invalidez, lo que los hace viables para trabajadores que no cuentan con sistema patronal, que les ofrezca planes privados; sin embargo, suelen ser de costos elevados.

  • Fondos de inversión para el retiro: Cualquier cuenta de inversión o aquella especializada en el retiro, o incluso la subcuenta de ahorro de las Afore, los cuales, con ayuda de un asesor financiero, puedes estructurar acorde a tu perfil de inversor y buscar los mejores rendimientos encaminados a tu jubilación equilibrando los riesgos implícitos.

Fondos de inversión para el retiro

Los fondos de inversión o sociedades de inversión son vehículos financieros para hacer crecer tu dinero a través de la compra instrumentos de inversión como deuda, renta variable y capitales. Son administrados por operadoras registradas.

Las operadoras trabajan como intermediarias entre el inversionista y los instrumentos que se invierten y están supervisadas por un Comité de la Comisión Nacional de la Bolsa de Valores (CNBV).

Es necesario estudiar los rendimientos y riesgos implicados en cada instrumento para poder conformar un portafolio de inversión diversificado y obtener las mayores ganancias.

Para ello debes acudir a un asesor financiero, quien te ayudará a establecer tus metas financieras, tu perfil y tu tolerancia al riesgo, para definir la mejor estrategia y asegurar un futuro pleno.

Regulados bajo la ley de Fondos de inversión y por la CNBV estos instrumentos son autorizados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y son una excelente alternativa para generar un monto digno para tu jubilación.

En la Banca Privada de Grupo Financiero Monex encontrarás esquemas de ahorro para el retiro que te permitan generar tu propio sistema de ahorro para tu jubilación, con beneficios como liquidez en el mediano plazo con inversiones de 5 años y ventajas fiscales como deducciones de impuestos.

Ahorra sin perder el valor de tu dinero con la ayuda de los asesores de Grupo Monex. Ellos ponen a trabajar tu dinero para que goces de un retiro tranquilo y satisfactorio.

New call-to-action

Topics: fondos de ahorro, planes de pensiones, ahorro para el retiro, fondos de inversión