inversión

¿Qué es una inversión socialmente responsable?

Publicado el 19 septiembre, 2018

Las inversiones socialmente responsables representan una tendencia de inversionistas que buscan instrumentos o empresas rentables, que además incorporen prácticas de responsabilidad social y ambiental.

Esta nueva tendencia se puede definir como una combinación de criterios económicos y no económicos para la compra o disposición de títulos financieros y la canalización de fondos a proyectos productivos; es decir, son fórmulas financieras que buscan, además de tener en cuenta criterios como la liquidez, la rentabilidad y el riesgo, incorporar premisas vinculadas al desarrollo sostenible, el medio ambiente y la justicia social.

Dentro de los productos de la ISR destacamos los más habituales en el mercado:

Fondos de inversión o pensiones responsables

Son patrimonios constituidos a través de las aportaciones de una pluralidad de inversores que son administrados por una sociedad gestora. Si realmente son responsables, incorporan en sus decisiones criterios éticos, sociales, medioambientales y/o de buen gobierno. Se trata del instrumento más importante de la ISR en cuanto a que es el que mayor volumen de dinero maneja.

Por ejemplo, el Fondo de Pensiones Noruego se ha hecho famoso por su compromiso con la sociedad. Para seleccionar sus inversiones cuenta con un comité ético que no duda en desinvertir en ciertas empresas cuando salen a la luz datos "poco correctos" sobre su operatividad. Teniendo en cuenta la gran cantidad de dinero que mueven algunas empresas, podemos podemos entender estos fondos como un aliciente para que las empresas desarrollen de verdad la RSC o Responsabilidad Social Corporativa.

Bonos

Valores de renta fija para financiar sectores de actividad sostenibles.

Acciones

Valores, en este caso de renta variable, de una determinada empresa. Se puede influir en el comportamiento de esta si se posee una participación importante o mediante el activismo accionarial para llamar la atención de la opinión pública y otros inversores.

Fondos para microcréditos

Para la concesión de pequeños préstamos que no requieren garantías, a colectivos que no pueden acceder a las fuentes de financiación tradicionales.

Sociedades de capital de riesgo

Para la inversión en empresas de características innovadoras y sostenibles.

Cuentas corrientes y depósitos socialmente responsables

Ofertados por entidades bancarias que garantizan que el dinero irá destinado a determinados proyectos que cumplen una serie de requisitos. No debemos confundir estos últimos con los solidarios que son aquellos que se limitan a ceder parte de los beneficios, normalmente a alguna ONG.

Países como Holanda o Inglaterra llevan años incorporando este tipo de comportamientos y se ha demostrado que son muy atractivos tanto desde el punto de vista económico como por su impacto en la sociedad. Su rápido desarrollo nos hace ser optimistas y pensar que hay un sector de la población que cada vez se preocupa un poco más por saber qué se hace con el dinero que invierte.

Fuente: Comunidad ResponSable

En Grupo Financiero Monex sabemos que si las empresas detectan que los inversores, ya sean pequeños, medianos o grandes, se preocupan por el uso que se hace de su dinero, seguramente serán más conscientes de la necesidad y la obligación de ser socialmente responsables.

Los inversionistas quieren conectar el desempeño financiero de la empresa, con el impacto social y ambiental, los detalles en: "La complicidad del CFO con la RSE"

Topics: inversión, Responsabilidad Social