¿Qué son los mercados Over The Counter (OTC)?

Los derivados se negocian en bolsas organizadas o en mercados extrabursátiles (Over The Counter OTC). Las diferencias entre los derivados negociados en bolsa y OTC no se limitan a dónde se negocian, sino también en la forma.

En los mercados que cotizan en bolsa, los contratos de derivados están estandarizados con plazos específicos de entrega o liquidación. La negociación entre inversionistas tradicionalmente se realizaba gritando en el piso de ventas (viva voz). Pero el sistema de comercio electrónico se ha vuelto cada vez más popular en muchas bolsas importantes. 

Las operaciones con derivados negociados en bolsa se informan públicamente y se liquidan en una cámara de compensación. La cámara de compensación estará obligada a pagar si el vendedor incumple.

Por el contrario, las operaciones con derivados en los mercados OTC son de naturaleza bilateral. Todos los términos del contrato, como la calidad de entrega, la cantidad, la ubicación, la fecha y los precios, son negociables entre las dos partes. Las transacciones se pueden organizar por teléfono u otros medios de comunicación, pero los precios no se informan públicamente.

Las diferentes características de los dos tipos de mercados significan que se complementan entre sí para proporcionar una plataforma de negociación que se adapte a las diversas necesidades de los inversionistas. 

Por un lado, los mercados de derivados negociados en bolsa tienen una mejor transparencia de precios que los mercados OTC. Los riesgos de pago también son menores en los mercados que cotizan en bolsa, pues todas las transacciones en bolsas se liquidan diariamente con la cámara de compensación. 

Por otro lado, la flexibilidad de los mercados OTC significa que se adaptan mejor a las operaciones que no tienen un flujo de pedidos alto o con requisitos especiales. En este contexto, los mercados OTC desempeñan un papel importante al que recurren inversionistas con distintas necesidades y que no pueden encontrar un producto estandarizado en una bolsa de valores.

Los contratos OTC se pueden clasificar en términos generales en función del activo subyacente a través del cual se deriva el valor:

  • Derivados de tasa de interés: El activo subyacente es una tasa de interés estándar.
  • Derivados de materias primas: los subyacentes son productos físicos como el trigo o el oro.
  • Derivados de tipo de cambio: los subyacentes son las fluctuaciones cambiarias.
  • Derivados de renta variable: los subyacentes son valores de renta variable. 
  • Derivados de renta fija: los subyacentes son valores como bonos gubernamentales o corporativos.
  • Derivados de crédito: transfiere el riesgo de crédito de una parte a otra sin transferir el subyacente. Estos pueden ser derivados de crédito con o sin fondos.

Ventajas del mercado OTC

Estos derivados ofrecen a las empresas una mayor flexibilidad porque, a diferencia de los productos negociados en bolsa "estandarizados", se pueden adaptar a las necesidades específicas, como los efectos de un tipo de cambio o precio de un producto en particular durante un período determinado.

Si buscas un instrumento derivado para tu portafolio de inversiones acércate a nuestros asesores de Banca Privada de Grupo Financiero Monex. 

 

New call-to-action

Publicado el 19 agosto, 2020