derivados

Cómo incluir derivados en mi portafolio de inversión

Publicado el 17 julio, 2019

Estos instrumentos ofrecen una alternativa de cobertura de los riesgos que caracteriza al mercado bursátil. Incluirlos en tu portafolio puede ser la clave para obtener mayores rendimientos.

Una estrategia de inversión efectiva plantea carteras compuestas con instrumentos de diversos mercados con el propósito de reducir los riesgos y atraer mayores ganancias, de acuerdo con  las metas financieras del inversionista.

Dentro de los instrumentos que sirven para incrementar las ganancias de un portafolio, a pesar  de la volatilidad del mercado, destacan los derivados financieros, a través de éstos, el inversionista encuentra una cobertura ante cualquier eventualidad sin que represente una pérdida en su capital.

Si bien un portafolio diversificado permite obtener mejores resultados en el plan de inversión, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) en su portal recomienda que antes se debe tomar en cuenta las metas de rentabilidad y el perfil del inversionista para considerar los instrumentos financieros que cumplan con sus necesidades. Algo similar sucede con los derivados.

Para operar con los instrumentos derivados la recomendación que hace el Mercado Mexicano de Derivados (MexDer) está en evaluar los escenarios del mercado antes de incluir  un instrumento derivado en un portafolio. Conoce qué debes considerar antes de operar con los derivados con los siguientes consejos:

Percepción del mercado. Tener un escenario propio y con alternativas de qué pueda suceder en el mercado servirá para evaluar en qué instrumentos derivados invertir en caso de un episodio de alta volatilidad. 

Analizar. La intención es tener una evaluación completa de los riesgos que pueden afectar al portafolio de inversión.

Una vez que se tenga un plano completo del mercado a los posibles riesgos a los que se puede estar expuesto, el siguiente paso es evaluar qué instrumentos derivados pueden incluirse en el portafolio.

Examinar. Tener la comprensión de las implicaciones operativas de la estrategia que se adopte ayudará a identificar qué instrumentos derivados ayudan a tener mejores rendimientos. 

Simular. Tener un cálculo de los beneficios de continuar o no con esos instrumentos derivados bajo ciertas condiciones del mercado.

Dimensión. Considerar los instrumentos para fortalecer el portafolio de inversión.

Frecuencia. Fijar la compra y venta de un derivado así como los precios para operar con este instrumento.  

Después de analizar  los derivados que formarán una cartera de inversión, el inversionista debe evaluar las condiciones de la transacción y las ventajas que puede o no obtener. Además debe establecer límites de riesgo en el portafolio.

Por último, tanto el intermediario financiero como el inversionista deben mantener un monitoreo del mercado y darle seguimiento a los rendimientos que obtenga el portafolio diversificado.

Los expertos de la Banca Privada de Grupo Financiero Monex te ayudarán a definir los instrumentos derivados para incluir en tu portafolio de inversión para obtener mejores rendimientos sin una alta exposición al riesgo.

New call-to-action 

Topics: derivados, diversificación de inversiones, portafolios de inversión, disciplina financiera