Ejemplos de notas estructuradas para diferentes inversionistas

Las soluciones a medida que aportan las notas estructuradas para los inversionistas, así como la accesibilidad a clases y subclases de activos, han hecho que estos instrumentos sean útiles dentro de la diversificación de carteras de inversión tradicionales.

En un escenario económico como el actual, donde resulta complicado obtener una rentabilidad superior con las inversiones comunes, los productos estructurados están considerándose como la respuesta para superar estos bajos márgenes de rentabilidad.

No obstante, para que funcionen estas notas estructuradas dentro de un portafolio de inversión deben definirse bien los perfiles de cada inversionista y las necesidades financieras que tienen.

El caso del inversionista moderado.

Raúl y Victoria son dos tipos diferentes de inversionistas, y ambos esperan jubilarse en unos 15 o 20 años. 

Raúl ha invertido mayoritariamente en acciones y ha obtenido grandes beneficios; sin embargo, le preocupa que el mercado pueda caer, lo que afectaría el tamaño de sus ahorros para la jubilación. Al mismo tiempo, tampoco quiere perderse la posibilidad de ganancias futuras si el mercado accionario sube. 

Por otro lado, Victoria se ha preocupado más por la seguridad que por el crecimiento del valor de su portafolio, invirtiendo principalmente en renta fija. A medida que Victoria se acerca a la jubilación, le preocupa que la baja tasa de rendimiento que está ganando no sea suficiente para sus objetivos de jubilación.

Ambos inversionistas pueden considerar una nota estructurada que les ayude a ambos a lograr la exposición a la renta variable deseada sin sacrificar la protección del capital. La solución para Raúl puede ser una nota estructurada con un activo subyacente en renta variable con riesgo, mientras que Victoria puede preferir usar una nota con activo de crecimiento pero con capital protegido.

El caso del inversionista agresivo

Mauro ha estado invirtiendo durante varios años y tiene una buena cantidad de dinero ahorrado. Está a unos 20 años de jubilarse y posee gran cantidad de acciones en su portafolio con la esperanza de superar al mercado. 

No obstante, le preocupa que esté asumiendo demasiado riesgo al invertir en empresas cuyos precios de las acciones se mueven mucho, pues está 100% expuesto al riesgo de que el mercado caiga. Cualquier cosa que reduzca este riesgo es una buena opción.

Mauro puede considerar una nota de crecimiento de principal en riesgo que ofrezca el potencial de obtener un pago de crecimiento al vencimiento que supere al mercado y, que le proporcione una barrera para no perder parte de su inversión original. De esta forma, reduce la volatilidad de su cartera.

El caso del inversionista conservador

Gabriela está jubilada y recibe ingresos de una cartera de inversiones bien diversificada, pero le preocupa la caída del mercado y los ingresos insuficientes. Le gustaría una inversión que pudiera mejorar sus ingresos, pero sin correr el riesgo de perder dinero en su inversión inicial.

Gabriela puede considerar comprar una nota que proporcione un pago de ingresos garantizado a una tasa que respalde su nivel de vida, pero que también tenga el potencial de recibir un rendimiento al vencimiento dependiendo de qué tan bien se desempeñe el mercado, y todo esto, que a su vez proteja su inversión original de pérdidas.

Toma en cuenta

Antes de incluir las notas estructuradas en tu portafolio, es importante revisar su situación financiera, objetivos de inversión, tolerancia al riesgo, horizonte temporal, necesidades de diversificación y necesidad de liquidez con nuestros asesores en Monex, ellos sabrán qué combinación de instrumentos necesitas y cómo acomodarlos en tu cartera.

 

New call-to-action

Publicado el 22 septiembre, 2020