Inversión pasiva, ¿cómo hacer que funcione realmente?

La inversión pasiva es un enfoque de inversión que a menudo puede dividir la opinión de los inversores. Hay quienes están muy a favor de ella, pero también hay otros que defienden su estilo opuesto: la inversión activa. 

Sin embargo, en los últimos años, la popularidad de la inversión pasiva ha crecido considerablemente, ya que la actitud de la gente hacia la inversión ha cambiado.

La inversión pasiva es un enfoque de inversión a largo plazo con el objetivo de crear riqueza gradualmente a lo largo del tiempo. Al minimizar la compra y venta de valores, la inversión pasiva aumenta las ganancias a largo plazo gracias al ahorro de costos.

Los inversores pasivos creen que con el tiempo el mercado mostrará resultados positivos. No están interesados en beneficiarse de las fluctuaciones del mercado a corto plazo, sino que buscan entrar en una posición y mantenerla durante periodos de tiempo más largos, una estrategia que a veces se denomina "comprar y mantener".

Podemos decir que alguien que compra acciones de una o varias empresas y las mantiene en su portafolio a largo plazo es un inversor pasivo. Sin embargo, en general, la inversión pasiva se refiere a la acción de comprar acciones en un fondo que sigue la evolución de un grupo de empresas, un índice bursátil, un sector o una economía.

Los fondos indexados, en particular, han ganado popularidad en los últimos años, ya que cada vez más inversores se dan cuenta de que es muy difícil, si no imposible, superar sistemáticamente al mercado.

Interior-inversión pasiva como hacer que funcione realmente (1)

Inversión pasiva que sí funciona

Hay varios tipos de inversión que generan ingresos pasivos. Aquí te damos algunos ejemplos en los que puedes invertir:

La inversión inmobiliaria se encuentra entre las inversiones pasivas bastante seguras e interesantes porque genera ingresos estables o incluso crecientes con el tiempo. No obstante, este tipo de inversión requiere un gran fondo inicial para la adquisición de bienes inmuebles. 

Por otro lado, los ETF (Exchange Traded Found) Trakers son fondos de inversión compuestos por acciones o bonos. Son fondos indexados cotizados en bolsa que permiten una inversión sencilla y fácil en el mercado de valores. Este tipo de inversión es accesible incluso para principiantes a un costo menor.  

Otra muy buena opción son los fondos de inversión, ya sean de renta fija o variable. Los fondos de inversión son canastas de valores, seleccionados por sus oportunidades de desarrollo por intermediarios financieros expertos en los mercados financieros. 

Cuando inviertes en un fondo, compras un título de propiedad que corresponde a una parte de una canasta de acciones o bonos ya seleccionados y gestionados activamente por expertos. Por lo tanto, invertir en fondos puede ser más tranquilizador que comprar valores por separado, especialmente si recién está comenzando.

Para realizar una inversión pasiva, debes considerar cuidadosamente qué inversión se ajusta a tu perfil. El resto depende de tus objetivos y también de tus posibilidades de financiación. 

Tanto si prefieres la gestión activa como la pasiva, en Grupo Financiero Monex tenemos una amplia gama de productos que pueden ayudarte a alcanzar tus objetivos de inversión.

Compartir

Suscríbete a nuestro newsletter