bonos verdes

Bonos verdes, nuevo flujo de financiamiento

Publicado el 19 febrero, 2019

Los bonos verdes son una alternativa de financiamiento enfocadas en soluciones en beneficio del cambio climático, son emisiones que han sido etiquetadas como verdes por contar con todos los estándares internacionales en el uso y aplicación de recursos.

Para mantener el incremento de temperatura por debajo de los 2 grados centígrados, los bonos verdes son una herramienta de financiamiento esencial para aumentar las inversiones dentro de diferentes sectores.

Generalmente se destinan recursos a financiar proyectos que brindan beneficios ambientales, principalmente, en proyectos que tienen como objetivo la reducción de emisiones de gases efecto invernadero en seis sectores centrales de las economías.

Dentro de los sectores que utilizan la emisión de bonos verdes se encuentran, principalmente, el transporte ( 70% de las emisiones ) , energía limpias (20% ) y el resto en múltiples sectores como agua, construcción e industria, residuos y control de contaminantes,  así como en la agricultura entre otros.

El crecimiento del mercado de bonos verdes está ayudando a cambiar la manera de invertir el dinero. Los inversionistas, hoy cuentan con una nueva opción de inversión que además de ofrecer rendimientos atractivos, nos permiten participar directamente en el esfuerzo global por el cambio climático.

En sus orígenes, la mayoría fueron emitidos por el Banco Mundial y la Corporación Financiera Internacional (IFC) y usados a favor del clima y el medio ambiente como gesto de responsabilidad social. Conforme se ha desarrollado el mercado, hoy en día 60% de los bonos verdes son emitidos por una entidad gubernamental, bancos de desarrollo locales, agencias o entidades estatales  y bancos comerciales.

Todas las empresas que deseen emitir bonos verdes deberán obtener una segunda opinión de un tercero que certifique el uso y la aplicación de los recursos con la intención de que se apegue a los siguientes requisitos :

  • Utilizar solo los recursos provenientes de la emisión en proyectos verdes, aquellos que reduzcan gases efecto invernadero o que produzcan una mejora ambiental.
  • Contar con un proceso de evaluación,selección de proyectos e incluir en el prospecto de colocación dicho destino.
  • Mantener separados los recursos del resto del flujo y capital e trabajo de la empresa ( segregar fondos ).
  • Cumplir con los requisitos de reporte periódico ( una vez cada año ), de cómo se han destinado los recursos y estado de las inversiones producto del financiamiento.

Todo lo anterior mejora el nivel de transparencia y perfil de riesgo en la utilización de los recursos y es importante destacar que los bonos verdes se identifican con una 'V' en la clave de pizarra de las bolsas de valores. En el país los primeros bonos verdes son Certificados Bursátiles etiquetados y han sido emitidos como instituciones con la Nacional Financiera, gobierno de la Ciudad de México ( GDCMX ), BBVA y FIRA entre otros.  

Desde luego que en el país no sólo serán CEBURES verdes, si no se amplificará la gama de instrumentos pro cambio climático,  podrá comprender FIBRAS, CKDS u otros. Hoy en el mercado a nivel internacional vale 389 billones de dólares y México representa el 3% del mercado, por lo que esta opción de inversión representa un enorme potencial de crecimiento.

La Bolsa Mexicana de Valores  junto con Climate Bonds Initiative de ( UK)  se dio a la tarea de formar el Consejo Consultivo de Finanzas Verdes (CCFV), cuyo objetivo es de desarrollar el mercado de finanzas verdes y sustentables en nuestro país así como movilizar capital con objeto de que nuestro país se transforme a una economía más limpia y sustentable.

Grupo Financiero Monex tiene uno de los dos consejeros generales de dicho consejo, así como una participación activa en esta nueva plataforma en México, por lo cual te invitamos a invertir en esta nueva clase de activos innovadores y que nos dan la oportunidad de hacer algo por el mundo en el que vivimos. si estás listo puedes contactarnos.

 

Topics: bonos verdes, Responsabilidad Social, inversionistas