biodiversidad

Cómo combatir la desaparición de la biodiversidad

Publicado el 3 octubre, 2018

Una de las cosas que podemos hacer para combatir la desaparición de la biodiversidad es elegir destinos turísticos cuyos servicios sean conscientes con el uso del agua, la energía, el cuidado de las playas, bosques, y hagan un manejo adecuado de los residuos sólidos. 

“El menor movimiento es de gran importancia para toda la naturaleza. El océano entero se ve afectado por un guijarro”, Blaise Pascal, físico y matemático.

Nuestra alimentación, el agua potable que bebemos, y la salud dependen directamente de la biodiversidad. Desafortunadamente, su desaparición día con día amenaza nuestra supervivencia y nuestra calidad de vida.

Al deterioro del medio ambiente se le comenzó a prestar atención en la última década del siglo XX, cuando varios grupos de sociedades y gobiernos optaron por emprender acciones en favor de la preservación de las áreas naturales protegidas y las especies. Pero esta es una actividad que debe hacerse constantemente. Aquí algunos puntos a considerar para lograrlo.

Respecto a las áreas naturales, para saber cuánta superficie necesita un solo animal para sobrevivir, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) sugiere que para tener una aproximación hay que multiplicar el número de individuos necesarios para mantener la población, por el área que cada uno de ellos necesita.

Y pone como ejemplo el caso del puma concolor, el cual es uno de los depredadores más importantes del continente americano. Este animal necesita entre 7,000 y 15,000 hectáreas de hábitat para sobrevivir en el norte del estado de California, EUA. Lo cual quiere decir que para que uno de estos felinos pueda cazar y reproducirse, requiere una superficie de tres a seis veces la delegación Benito Juárez de la Ciudad de México.

En cuanto a las especies, estas se dividen en carismáticas y en especies clave. Las primeras se protegen con base en su valor estético, cultural y/o económico, siendo los más conocidos los osos panda en los bosques de bambú de China, los gorilas de los bosques tropicales de Ruanda y el águila real en el altiplano de México.

Las especies clave se protegen porque son depredadores o presas importantes en la cadena alimenticia, como lo son los tiburones o felinos que son los grandes depredadores en sus ecosistemas. Otra razón para protegerlas es porque actúan como proveedores de recursos importantes para otras especies, como los salmones que sirven de alimento para los osos, focas y aves. Y finalmente porque interactúan en favor de otras, como los murciélagos que polinizan numerosas especies de plantas.

La SEMARNAT recomienda elegir destinos turísticos cuyos servicios sean responsables con el uso del agua, la energía,la biodiversidad, las playas, los bosques y hagan un manejo adecuado de los residuos sólidos.

Y sugiere no comprar productos derivados de especies en peligro de extinción como: corales, carey, huevos de tortuga, plumas de aves o pieles de animales. Y hace énfasis en que existen zapatos, bolsas o cinturones elaborados con especies provenientes de criaderos legales; para ello hay que revisar la etiqueta de certificación.

Finalmente es importante consumir productos orgánicos ya que aparte de que son más saludables, son amigables con el medio ambiente y favorecen la conservación de la diversidad de las especies agropecuarias y forestales mexicanas.

Fuentes: Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT). Instituto Superior del Medio Ambiente (ISM). Greenpeace.

¿Sabes qué son las inversiones verdes? En Grupo Financiero Monex te invitamos a conocerlas y saber cómo tu empresa puede canalizar recursos a proyectos y acciones sustentables.

Topics: biodiversidad, Grupo Financiero Monex, Responsabilidad Social, medio ambiente