inversión

Cómo fortalecer la calificación B- de la economía mundial

Publicado el 26 diciembre, 2018

La OCDE afirma que una inversión deficiente dificulta el incremento de consumo, la creación de empleos y el aumentos en los sueldos.

Con base en datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en su informe “Perspectivas Económicas”, lo que se necesita para mejorar la calificación B- de la economía mundial es fortalecer la inversión.

José Ángel Gurría, Secretario General de la OCDE, asegura que uno de los desafíos que enfrentan las economías globales es cómo pueden reactivar la productividad, la cual es un factor clave para el crecimiento a largo plazo.

“Pasar de una calificación ‘B-menos’ a una calificación ‘A’ significa impulsar las inversiones para crear empleos y estimular el consumo”, comenta Catherine Mann, economista en jefe de la OCDE.

Respecto a la creación de empleos, el Instituto Global McKinsey, en su reciente estudio titulado: “Un mercado laboral que funciona: Conectando talento y oportunidades en la era digital”, propone que se implementen las plataformas digitales de talento.

Con esta medida, para el año 2025 se verán beneficiadas más de 540 millones de personas y se reducirá significativamente el desempleo, 60 millones de individuos encontrarán rápidamente trabajo y 50 millones dejarán la informalidad.

Mejorar esta calificación mundial implica establecer políticas estructurales para aumentar la productividad y estimular mercados competitivos como parte de un paquete que combine políticas monetarias y fiscales, que generen un crecimiento adecuado de la demanda y reduzcan la incertidumbre en materia de políticas públicas, asegura Catherine Mann.

Ángel Gurría aseveró que la inversión es el fundamento de la innovación y que elevar la productividad de las empresas más rezagadas, mediante la difusión de la tecnología, contribuirá a contener la desigualdad salarial.

En el caso específico de México, la OCDE recomienda:

  • Mejorar la equidad y la eficacia del gasto en educación mediante su reorientación hacia la educación preescolar, primaria y secundaria.
  • Promover el acceso a atención médica de calidad a través de una mayor coordinación entre las instituciones de salud y fomentar el intercambio de servicios entre redes de atención médica.
  • Mayor participación de las mujeres en la fuerza laboral formal, mediante un mejor acceso de niños menores de tres años a guarderías de calidad, y ampliar las políticas orientadas al mejoramiento del mercado laboral.
  • Aprobar las iniciativas de ley de seguro de desempleo y pensión universal, a fin de proteger del riesgo de pérdida de ingresos a quienes buscan empleo y a las personas de mayor edad.

FUENTE: OCDE “ESTUDIOS ECONÓMICOS DE LA OCDE MÉXICO 2015”, INSTITUTO MCKINSEY ESTUDIO “UN MERCADO LABORAL QUE FUNCIONA; CONECTANDO TALENTO Y OPORTUNIDADES EN LA ERA DIGITAL”.

Para conocer más sobre bienestar económico recomendamos leer: "5 aspectos de bienestar económico sobre países nórdicos"

New call-to-action

Topics: inversión, economía mundial, Finanzas